lunes, 2 de julio de 2018

Hoy los pájaros
estaban
              locos
por salírseme del pecho
pero les he dejado
     picotearme
el corazón
y me han hecho
compañía
toda la tarde.

Ahora
de madrugada
la guadaña
impone su ley.

No veo más cielo
que el reflejo
de la parca
en mis ojos.

       2-julio-2018