sábado, 3 de diciembre de 2016

He ido hasta el viejo puente
     romano
y arranqué líquenes y musgo
como quien arranca la costra
de una herida
y sangró la piedra
en mis manos la memoria de un
     beso
y las deudas jamás saldadas.

                  3-diciembre-2016