jueves, 4 de agosto de 2016

                    ABSTINENCIA


Aquel ulular de la sinrazón
como un nudo corredizo que el silencio
apretaba alrededor de tu garganta,

aquella brecha de frío cuya cornisa
atravesaba los muros radicales de la memoria,

en algún punto confluyeron para hacerte
rogar por el cero,
el éxtasis negro de la luz,
y poder yacer junto al músculo de la muerte
como una larva que no aguarda el pico del pájaro
pero que quizás lo presienta
por su manera de retorcerse ante el vacío.

                             4-agosto-2016