lunes, 18 de julio de 2016

En las jaulas las espinas
son como esas notas de aviso
que esgrime el calendario
para arrojarte en la cara
toda tu infelicidad.

En las jaulas no corre el dolor.
Se aposenta como la necrosis del náufrago.

Miras atrás y observas
que toda tu vida has permanecido en una jaula,
que te han hecho pisar tus mismas huellas
una y otra vez.

                              18-julio-2014