lunes, 4 de julio de 2016

El verano es una caries que inyecta anestesia en los
     asesinos.
Espérame, amor. Espera que llegue el
     invierno
si no quieres que te descerraje dos tiros de pus
     entre ceja y ceja.

Mientras ocultaré mi falo o lo expondré
     para que las avispas
desnuden en él las pequeñas pinceladas de sus
     mandíbulas.

Con que enorme placer fumo ahora
que el sudor empapa mis mentiras
y es la verdad solo un chasquido
como pisar la orina infatigable de tu sombra.

                       4-julio-2016