martes, 19 de julio de 2016

                   Mineros de antología


La noche en los idiomas del riesgo. La palabra lame
raíces en estos labios y esputa las posturas
de cada grito, cada aullido. Los verdugos se impacientan
por su causa. Septuagenarios orinan en los árboles

donde entre las ardillas existe un pacto de amor
y memoria política, rocas harto extensas,
víctimas. Los chiflados imploran, las escolopendras en pleno
copulan, ríen. En un nido, abrazado al horizonte,

masturban a un abuelo de antaño de piernas amputadas.
Su semen arrogante todavía no asoma. En el suelo
se aturde el humus, una rara red vacía de luz. La poeta
se conmueve, los editores la follan con frecuencia, uno tras otro.

Bajo las estrellas, sobre su piel en el albedrío hímnico
se canta la naturaleza del tiempo, bárbara, impronunciable.

                              19-julio-2016