jueves, 2 de junio de 2016

La música es un preludio íntimo
donde se vuelven silencio
las frases más sensibles,
y los secretos de amor,
y la asfixia indefensa de los párpados.

En la extraña sombra de esa ley
se puede intuir,
sin que muchos lo adviertan,
una febril luz
que no arrastrará la oscuridad.

                   2-junio-2016