jueves, 2 de junio de 2016

Aquí el tiempo no tiene más codicia
que la del paisaje bajo el humus de la música.

A la intemperie, al pie de la montaña,
dormiré esta noche.

Dormiré recostado sobre la hojarasca del mundo
y dejaré que los aullidos del lobo me protejan.

                            2-junio-2016