martes, 10 de mayo de 2016

Este fuego es el muro para aquellas
     mujeres extraordinarias
que yacieron bajo mi aliento,
y mi cuerpo es hoy una escombrera nauseabunda
     de basuras,
mientras arde y crepita el reloj de los ecos,
y muero por la sombra de danza febril
     de mi antiguo cuerpo.

                     10-mayo-2016