miércoles, 13 de abril de 2016

Si alcanzase olvidar aquello que extravía
al intenso arrebato de los goces más intensos;
si alcanzase tocar el aullido en la vastedad
que embriaga mi memoria de detritos;
si alcanzase comprenderlo todo: tersa espiral
horadando la pasión que me somete;
si alcanzase abrir, desde su núcleo,
la luz de la crisálida, el ámbito de la piedra;
si alcanzase humildemente limpiar
de los días, la impiedad,
el horror, los subterfugios, la usura:

sería libre al fin la verdad.

                   13-abril-2013