lunes, 21 de marzo de 2016

Vastedad del negro día
cuando la piedra no refleja luz,
y una y otra vez se arrastran alrededor
a consecuencia de la sombra, las raíces, bravías.

La muerte, en lo oscuro, y una insistente usura.
Mi sed, aún así, no está perdida:
la tierra mejor permanece al otro lado del puente
que vela en un límite crudo.

El ansia, adentro; un fuego rotundo
azota sobre un velamen de tiempo.
La universal noche habita más allá de la expiación,
pero en la verdad habita la forma última.

                               21-marzo-2016