jueves, 10 de marzo de 2016

Ha llorado cenizas el día. Tu testamento
    arde en mi memoria.

Nadie está preparado para escupir en la
    nada.
Ningún residuo se desvela ante la llama.

Tu aliento ya será siempre como la tierra:
el límite de la raíz y el azar.

                                    A la memoria de Andrés

                       9-marzo-2016