viernes, 29 de enero de 2016

Los largos diálogos
de la voz que nunca admitió soborno;
los discursos sin maquillaje que no tuvieron resonancia;
el pensamiento anterior a cualquier nihilismo;
las virtudes no quebradas;
el hilo, el sobrante del nudo;
lo que no es corteza de mentira o estupidez;
lo que no duele ni dolerá
ni en cuerpos ni en ceniza.

En estas capas se enhebra y teje,
ahí arranca,
sobre esto reposa ese lugar del origen:
un elevado camino
ante confusas bifurcaciones.

                     29-enero-2016