martes, 1 de diciembre de 2015

     Tímpanos de la piedra,
hay una mujer desnuda que canta
donde el dolor agota al silencio.

     Epílogo de la boca,
alguien crecerá sorprendido aún
por la osadía del sarmiento.

     Mientras exista cautela en las huellas de las venas,
y el ázimo cabello arrastre la raíz hendida,
revelará el vientre
la física lentitud del nudo,
el hambre exacta,
la musculatura vertical
y el sexo bruñido.

     Pues la ventisca describe las acusaciones
no aceptar el óxido en la lengua
supone ingresar a la desaparición.

                           1-diciembre-2015