viernes, 13 de noviembre de 2015

Tus epifanías en el viento: luces desgarradas
por el surtidor de imágenes, que mis caminos expían.
Te mezco hoy como quehacer. Es importante que la condena
aparezca ante la llama, y limpie la ceniza, y custodie.

Mi venero en el lacre: ¿por qué tus pliegues
no transparentan huellas de aire en las espirales que nos hienden?
Hay escaleras en tus relojes, y deshoras en tus insomnios,
y erótica de dátiles en tus fulgores perpetuos.

Grito con la cabellera embriagada, y el abismo no me atraviesa.
Anima mundi solo en tu raza, sol de aullido y delirio.
Ambigüedad para el hombre que te emigra en el enigma y suspende
en el zenit del vestigio los ecos diáfanos.

Labor núbil en mis entrañas: descalzo arenas al quizás
y los vaivenes de voluntad te navegan y te arrastran.
Arde en mi vehemencia, tránsito, y páusate en las raíces
pues sé habitar de tus puentes aún el inconcluso.

No apaciguamos intimidad de los residuos para que las promesas
                                                                                                      violentas
se ayuden en el precedente continuado. Y los enconos
de nuestra exigencia desgraciada resuelven vencer el
                                                                             ingenio. Son
las cosechas que constriñen los avaros. Son aflicciones.

Tus cuervos combaten por extraños lienzos. ¡Caiga la cal de la lluvia!
Luego las mieles salvajes, el ansia jamás respira,
y debes ser súbita por ti, y debes ser súbita por mí,
hasta crepitar, pura, en la inmensidad.

Te tajo con las encrucijadas que la lujuria del rayo desata.
Intrépida, destrenzas los genitales de la sombra y del reflejo,
aunque no te conjuro ascendiendo la edad de la simiente.
Te conjuro ingrávida, fusionada al impar.

No insistiendo en la sequía, en el jeroglífico, ni compasiva
a los humos que pulen nuestra seminal génesis.
Te conjuro sin verbos y sin horizonte, y desnuda, y lúbrica,
fiera vibrante que se multiplica preñada en claridades.

                                  13-noviembre-2015