martes, 10 de noviembre de 2015

Por un cuerpo de madejas ciegas y faros húmedos,
como por una figura guardiana
de nieblas y visillos,
un oleaje de rostros cenicientos y huellas te desdice
al fin de la sombra,
una tormenta de potentes espectros en los labios,
un signo de llaves líquidas
guardado en la memoria.

                                             Es un tránsito límite
el que arde sus últimas texturas,
un tiempo de cirros helados y espejos opacos,
cuando se agita el sol
a través de una indigente reliquia,
un ebrio séquito que quiebra viejas tumbas,
y horas fungibles donde desvanece su aflicción
el primer mendigo,

                                  y, tendido, en un celaje
de tibias flautas y extintas gárgolas,
como un guarismo que ejerce
en su restante poquedad, con más terror al volumen
caligrafiado de continuos perímetros que al epílogo
que gobierna tu invisible territorio,

                                                               te construyes un alambique
silente, una frontera inaudita
de anémonas abisales, relojes amenazantes
y negras techumbres.

                                       Pero igual que la amarga esclusa
del relámpago taja su sexo clandestino
ante la vulva de Orión, tú amputas tu gris origen
entre amapolas invasoras y raíces urbanas, anegas
un humo de orillas invertebradas, te revelas al haz
del prodigio como unas fauces abolidas
de torres y tréboles.

                                   Aunque el peplo no tiene canon,
míralo, las ojivas señalan su grímpola
en los senos de todos los esquifes que en el exilio
han fermentado -un tacto de piel sumisa
y escamas nacaradas, un inmenso
solsticio-,
   
                y, después de que el mito se doblegue
a esa abrasión que extrema el litoral
de los puros delirios, pérgola esquiva
de su sustancia de espumas, un carruaje
que invierte el secreto de los nudos infernales,
furtivo anzuelo,

                            en todos los rincones, roto el culto,
tú te prenderás al triángulo
de todos los sedientos párpados.

                                           10-noviembre-2015