miércoles, 24 de septiembre de 2014

En la lejanía la idea íntegra se bebe
con hielo disyuntivo
Igual que una usurpación iceberg
habita la lengua cuarteada
Hay la opción de mortaja
para enfriar el temor
Pero igual que mata el amor
la transparencia afectiva
ulcera el diapasón mendigo
que intenta espesar el sueño
en busca de las vísceras
donde ya el ventanal posterga
que se encuentre
el obituario de olvido
Por esto la caída inevitable
purga de vez en cuando
su arsenal de paraplegia
Con todo un eslabón de amparo
aconseja parar los relojes
al azar que aún excava
la postura incierta de los días
                     4-julio-2012