sábado, 20 de septiembre de 2014

Han encontrado en la tierra
los mimbres de un hombre extinguido
El acuartelamiento de su voz
La varada ansia de su sequedad

Nada vibra la tarde que la cornamusa
desciende condimentos de los pedestales
La ecuestre ilusión se desgaja
en posturas de sutil gorgoteo
Los caprichos de la inmortalidad
pintada en los muros
apenas esculpen algún ajetreo
Las gentes como ilusiones del bosque
se arrastran en la nieve insensible
hasta hacer exaltación
de lo que siendo placer o dolor
no distinguen qué caudal
los contiene
                  3-abril-2014