jueves, 18 de septiembre de 2014

Hiere la vanidad la sensación de espera
En lo profundo del vientre se levanta un viento violento
Recuerdo de un odio siseante
Rama inevitable de cualquier corrección
La vergüenza peregrina la sangre
Estimula la pétrea mirada
Levanta una supuesta curiosidad
El animal posee la ansiedad del fuego
                      2-febrero-2010