lunes, 22 de septiembre de 2014

Hachas insensatas inmigrantes de alertas
hasta que fraguaron las guardias en los colmenares
no escoltaron el imán de azar
ni frustraron las parejas de sobredosis zodiacal
por temor a represalias de fetos repudiados
y torreones en los que teje el revés
el prestigio roedor de las ciencias en suspenso
Alejados lobos de su linaje impar
fueron correctores del agujón córvido
que a la señal de totem invasor
intercambiaron las perlas del relámpago
con sortilegios predadores de la carroña última
limando las traducciones de la monotonía
Se atestiguó  que los desperdicios a subasta
emulsionaron las mandíbulas de infinito
con un pequeño chorro de complicidad
de la esencia de las mentiras
La migración de las respuestas
tomó rehenes sin traducir
que los zapatos de legendario honor
fumaron con la intemperie de calcañares
entre las bujías guardianas del idioma
                             17-julio-2012