viernes, 19 de septiembre de 2014

Hurga en los sarmientos de su cuerpo anochecido
El olor a trigo en los dedos solares
La aparición de lo que no acaba
amenazando el escozor esencial
Devuelve cada enseñanza como quién agota
la tinta de un bolígrafo
Febril y enervado a causa de la altura
Ingenuo como el resbalón fatal en el hielo
No puede preservar la certeza real de los pómulos
Ni aventurar tórrida victoria
mientras siga siendo perito de méritos
y de sus pezones dignos vulgar mensajero
La vanidad le destella la meta y sus herencias
Degusta en la infantil embriaguez
la huidiza bondad del vientre
en que la palabra libre de recato
es mapa político calificado insumiso
                          10-marzo-2014