miércoles, 24 de septiembre de 2014

Especies entonces paroxismo
son ahora adolecidos hongos crónicos
El peblo pertinaz sigue obsceno
igual que el escolta de las reliquias
Ante la fidelidad del polvo
la locura de las velas mina la insatisfacción de los perdedores
Hace años que cerró el cementerio
Las lápidas se esconden ahora
en la hostilidad de los lobos
No hay regueros que concluyan drama alguno
Si la prosperidad fue alguna vez
acompaña ahora los calcetines olvidados
en lo alto de la lealtad
El imposible de la apetencia
notifica reptando una cruz
en los alveolos de las ruinas
De corrido seca el río el cauce
Sólo queda en pie la ocasión de lo extraño
                            18-julio-2012