miércoles, 2 de julio de 2014

Descreencia de la fijación
Una redonda obertura
Confluencia de balances virtuosos
No son impacientes
Pero arriesgan que relámpagos son destino
Abruma la dura estancia
La luz viene cargada de enigmas
Son blancos los anzuelos de los vientres
Un espesor de peñón presagia la frontera
El celo cansa
Es un glaciar desconocido de cola cruel
Los canallas afligen la pausa pisoteada
Ladrón supremo de la necesidad
Hay estrellas cuya dicha es el asco
La envidia es requisito de la creación
Hasta los libres cuidan el hambre
El hielo empeora el rigor del cielo
Vientos consumen la lástima ebria
Molesta la paciencia de los ángulos
Nada es versátil como el embate de los hechizos
                          12-agosto-2013