miércoles, 2 de julio de 2014

Como el suburbio antes de perder la niñez les frotan el cuerpo
En pequeños granos de paciencia
activan la llama que ha de atravesar los blancos cabellos
Esperan atrapar el azul puro de los grillos
Son hermosos como la nomenclatura de los ríos
Gustan de los imanes que envejecen con el desvarío
Se arrojan al hielo
para hacer de la noche un conjuro
con fragancia de piedras y esencia de edad
                                    8-agosto-2013