martes, 1 de julio de 2014

Una parte de la palabra es femenino refugio
Extenuante entereza de los intervalos
Anormal instrumento de sobrecogimiento
Definir la falta hace el golpe absorto
Abismo de aburrimiento fuera del medio
Por eso enferma la división de los centros
Nada convierte como la imprudencia
Pero llega la mancha sorda
y la catástrofe improvisa inicios
Cegueras que vayan agrias
hasta el escozor innato de la cueva
La mirada potencia el lustre de fronteras
Acusativa como el sortilegio del anilo
Gamado contorno de sensual obsesión
Cuestión recurrente en los negativos de la piel
De ahí la saliva ética
que procede de angustia y paradoja
como sujeto irrevocable de la connivencia
                            6-agosto-2013