jueves, 10 de julio de 2014

Como una espora de luz a altas horas
incubaron las arterias un país sobre escaleras
Horizontal de trueno
Añoso como los cabellos de la carretera
El rabo métrico congeló de edad el hambre
asolando con palos y corazón
el cercenado sebo de las larvas muertas
A los bocetos de las sirenas
se unió la luz testigo de los ladrones
y en los árboles los pezones entablillados
sujetaron el espino de la mudez
Una inocencia de molde sin tope
envuelta por la raída herida
arrancó cáscara a los ríos
y lunares en los remolinos amarillos
                         4-octubre-2013