miércoles, 9 de julio de 2014

En puñales trepa la espuma
que arañó la balanza
hasta ver cerradas
las roncas puertas
tras el combate
Serpea en la pura impaciencia
del insulto no resuelto
fruto de los nudos prostituídos
Escupe un estupor desgastado
en la duda de la profecía
sitio de la cresta instantánea
No formada fluye desnacida
con la incoherencia devuelta en racimo
a la ala de inscripciones
airosas como la flaca vocal
En cueva insomne quiso regresar
pero dentelladas con tumulto de llaga
anegaron la geometría engreída
en los bosques clavados
de lúcidos secretos
                              25-marzo-2014