martes, 1 de julio de 2014

Deletrean un empuje de embriaguez
paladeando la fecundidad de los elogios
Abiertos los bolsillos auscultan
la humedad propicia para la locura
En la inconsciencia de las camisas
hallan las marcas de espaldas besadas
cuando por los caminos
no había otra trampa
que los morales preñados de matemática ficticia
Acuden al horror con las carpetas
de confesiones convulsivas primerizas
en arrimar el perfume
a las semillas intocables del inconforme
Emigrantes por la multiplicidad de brisas
roban al vuelo los dientes de leche
de hemisferios cuyo resentimiento no tiene memoria
Deben repartirse los mendrugos
de la física libre de puertas
como trámite contra la mística corteza
de tempestades amnésicas
derrotadas de cuanta disciplina conlleva
la apertura sin permiso
de cunetas con sustancias de particular talento
                               26-julio-2013