lunes, 30 de junio de 2014

Losas absorbentes de la almohada
donde simientes de insuficiencia
carcomen el placer de los descuidos
El sexo está en el humo de los horrores
La lengua tiene las cartas fluviales boca arriba
Una tregua se posa en la proa de los asesinos
Los rostros invitan a la nieve sin adornos
El anciano carece de fidelidad con los gusanos
Niños nativos de la leyenda
arrastran la inquietud de los mares
El óbito es el único método de la ignorancia
Como triunfo la paciencia
pone paños calientes
sobre la tierra mendiga de sosiego
Se ocupa la gracia
de la fatiga de los equívocos
No hay fuerzas que agitar
en el centro del peligro
Los hombres rechazan razones
impregnadas de definición inflexible
                                31-julio-2013