lunes, 30 de junio de 2014

Conocen la vejez de los frutos
La máscara polvorienta de las moscas
El olor a bisel de los días
Las trenzas en continuo balanceo
De los cañaverales el sudor ornitólogo
Las especies de espanto sirvientes de la infancia
El color de las cisternas cuando bajan los párpados
La madera crujiente de los pijamas a mediodía
La hojalata oxidada de la subsistencia
El absurdo de la amistad en la holgura de los pantalones
Las sentencias de la erección cuando pierde los estribos
La tierra apiñada en los lugares más recónditos
El apresurado descenso de los ojos sin satélite
Las migrañas a media voz en los juegos del sexo
La turbia imagen del aguijón desprendido de estómago
El tedio de contar las cadenas en los gritos agrios
Los paseos viscosos por las curvas de la ciudad
El etílico signo de la náusea con saludo de sal gorda
                                  1-agosto-2013